Tu despacho de abogados de confianza en Murcia

647273610

info@victormartinezabogado.com

Murcia

C/ San Bartolomé, 2. 1º A
(Paralela a C/ Platería)

SENTENCIA DEL TJUE DE 22 DE FEBRERO DE 2024: LA FIGURA DEL INDEFINIDO NO FIJO

La Sentencia TJUE, en Sala Sexta, de 22 de febrero de 2024, que no es una Sentencia de Gran Sala, está suscrita por tres Magistrados, se dicta en los asuntos acumulados que tenían por objeto sendas peticiones de decisión prejudicial planteadas por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en asuntos donde se pretendía la conversión en fijos de empleados laborales en los que se había producido una situación de abuso en su contratación temporal, concretamente, las peticiones de decisión prejudicial versaban sobre la interpretación de las cláusulas 2, 3 y 5 del Acuerdo Marco sobre el trabajo de duración determinada, celebrado el 18 de marzo de 1999, el cual se encuentra contenido en la Directiva 1999/70/CE del Consejo, de 28 de junio de 1999, relativa al Acuerdo Marco de la CES, la UNICE y el CEEP sobre el trabajo de duración determinada.

La Sentencia rechaza la figura del indefinido no fijo; la indemnización que se plantea por escasa y sugiere la fijeza, si bien en el Fallo judicial señala que será el juez nacional —quien resuelva cada caso— el que debe ver si la normativa nacional está de acuerdo con la Directiva Comunitaria 1999/70, siendo así que, como es sabido  el derecho comunitario tiene primacía sobre el nacional lo que lleva a que leyes aprobadas por el Parlamento, o criterios jurisprudenciales aprobados por el Supremo, deban ser examinados desde su compatibilidad con el derecho de la UE.

En la Sentencia se lee, entre otras cosas:

“98.- Precisado este aspecto, de las peticiones de decisión prejudicial se desprende que, en los casos de autos, pese a que la normativa aplicable en los litigios principales establece plazos concretos para que la Administración de que se trate convoque tales procesos, en realidad dichos plazos no se respetan y esos procesos son poco frecuentes.”

 “138.- Habida cuenta de las consideraciones anteriores, procede responder a las cuestiones prejudiciales décima y undécima planteadas en los asuntos C 59/22 y C 110/22 y a las cuestiones prejudiciales cuarta y quinta planteadas en el asunto C 159/22 que la cláusula 5 del Acuerdo Marco debe interpretarse en el sentido de que, a falta de medidas adecuadas en el Derecho nacional para prevenir y, en su caso, sancionar, con arreglo a esta cláusula 5, los abusos derivados de la utilización sucesiva de contratos temporales, incluidos los contratos indefinidos no fijos prorrogados sucesivamente, la conversión de esos contratos temporales en contratos fijos puede constituir tal medida. Corresponde, en su caso, al tribunal nacional modificar la jurisprudencia nacional consolidada si esta se basa en una interpretación de las disposiciones nacionales, incluso constitucionales, incompatible con los objetivos de la Directiva 1999/70 y, en particular, de dicha cláusula 5.”

Será la Sala de lo Social del TSJ de Madrid que planteó las cuestiones prejudiciales la que, si se le ha solicitado fijeza y se cumplen los requisitos de la Sentencia del TJUE de 22 de febrero de 2024, tendrá que aplicarla.

Ya lo han hecho algunos Juzgados de lo Social, por ejemplo, el Juzgado de lo Social Nº 26 de Madrid, que ha dictado la primera sentencia en favor de una trabajadora de Telemadrid tan sólo 24 horas después del fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), es la 66/2024 de 23 de febrero, se trata del caso de una trabajadora que comenzó a prestar servicios laborales en Telemadrid de 2017 hasta la actualidad mediante 5 contratos distintos. El último, de 5 años de duración, la empleada acudió a los tribunales para determinar si su contratación temporal se ajustaba, o no, a derecho. Y, en caso de que no se ajustase a derecho, si la consecuencia debía ser la fijeza o de indefinido no fijo. Pues bien el Juez ha declarado que la trabajadora tiene la condición de fija, indicando que el TJUE, “ha venido a declarar que las medidas adoptadas por el Reino de España para penalizar el abuso en la contratación temporal en las Administraciones Públicas, entre las que se sitúan tanto la creación de la figura del indefinido no fijo como el abono de una indemnización de 20 días por año para el caso de cese” o la estabilización “no son suficientemente efectivas para castigar el abuso”.

Por otro lado, señalar, que la STJUE de la que venimos hablando solo beneficia de forma directa al personal laboral, esto es, trabajadores que prestan servicios retribuidos para las Administraciones Públicas en virtud de contrato de trabajo formalizado por escrito, en cualquiera de las modalidades de contratación de personal previstas en la legislación laboral, toda vez que, al no estar en presencia de regímenes iguales no se puede hacer una aplicación extensiva a los funcionarios interinos, aunque qué duda cabe de que se ha dado un gran paso para superar, de forma definitiva, la figura del indefinido no fijo.

De momento, es el personal laboral que crea reúne los requisitos que establece la STJUE quien puede empezar a reclamar judicialmente que se le reconozca la condición de fijeza.

Eulalia Martínez López, Magistrada Jubilada Voluntaria del TSJ de Castilla-La Mancha.